Animales

Los monos como mascotas

los-monos-como-mascotas

En realidad ambas palabras no deberían formar parte de la misma oración. Definitivamente los monos no son mascotas, concepto que parece difícil de comprender para algunas personas. Los riesgos que implican para ambas partes, tanto monos como personas son tan claros y evidentes que no debería ser necesario destacarlos. Pero en la realidad ocurre que no se entiende bien la idea.

Los monos no son animales domésticos. Son animales salvajes y así deben permanecer. Cuando se compra un mono, se está participando de una cadena delictiva. Quienes se dedican a ese comercio infringen la ley. Por cada mono que llega al mercado, cientos mueren en las peores condiciones.

Los monos trasmiten enfermedades, que son muy riesgosas para los humanos. Su conducta puede parecer muy simple cuando son pequeños, pero la posibilidad de agresión está siempre presente.

La aparente adaptación que puede tener un primate conviviendo con humanos atenta contra su naturaleza y bien estar.

Ayudemos a tomar conciencia.

Imagen: flickr.com