Animales

Los osos panda

En estos días un zoológico de China ha presentado unas imágenes que conmueven a todos quienes las vean. Se trata de 12 pequeños osos pandas, todos ellos bebés, a cual más lindo y más dulce en sus movimientos y aspecto. Sin embargo una enorme polémica se ha despertado en los últimos meses en el círculo de científicos que se dedican a la conservación de especies amenazadas y los tiernos pandas están en el ojo de la polémica. Ambos bandos tienen mucho fundamento en su argumentación y en ambos casos son profesionales con gran reconocimiento.

El problema es que reproducir a los pandas en cautiverio, algo absolutamente clave si se quiere evitar su extinción, es sumamente costoso desde todo punto de vista, pero muy especialmente desde el punto de vista monetario.

Los recursos que se disponen para salvar especies, tienen sus limitaciones. Aún siendo mucho dinero no es una cantidad infinita, por lo que es clave decidir donde conviene invertir ese dinero y donde no. No se trata de un negocio, se trata de salvar especies y las especies amenazadas son muchas. El punto es que con el dinero que se invierte en pandas se podría salvar muchas más especies.

La polémica no es solo sobre pandas versus otros, sino que es definir cuales si y cuales no. Como los pandas son los que llevan más esfuerzo y dinero, con resultados bastante pobres debe decirse, no parece razonable seguir invirtiendo en esos osos.

Razonable no es ni un poco, pero ¿dónde dice que hay que hacer solo cosas razonables?