Animales

Los perros en invierno

El invierno es largo y nos cansa a todos, incluida la mascota. Cuando hace tanto frío o llueve no hacemos los paseos que se hacen en verano o primavera, al menos eso es lo que ocurre en la mayoría de los casos. En invierno es muy importante tomar algunas precauciones en los cuidados del perro, para evitar problemas.

Si la lluvia lo ha mojado o al salir a pasear se ha mojado las patas, es importante secarlo con toalla. Si usáramos secador de pelo cada vez que se moja, lo más probable es que le provoquemos problemas en la piel. Simplemente con toalla debemos asegurarnos que quede bien seco.

Es importante si es que vive fuera de la casa, que tenga buen resguardo del frío y la lluvia. Lo ideal es que su casa se encuentre bajo techo, con cierta distancia del piso para evitar la humedad  y que evitemos materiales como madera y cartón que retienen la humedad. Puede ser de madera si queda lejos del piso y bajo techo.

Hay que evitar bañarlo en invierno. Si es necesario hacerlo, hay que secarlo muy bien. Lo ideal es evitar los baños mediante un buen cepillado que permite retirar el polvo y el pelo que se cae. Si lo hacemos tres veces por semana, seguro que evitamos además que se formen nudos. Hay talcos que se venden para perros, que se usan para el cepillado. Lo bueno de esto que es mejora en parte el mal olor que puede tener el perro, sobretodo cuando se ha mojado.