AdiestramientoAnimalesSalud

Los primeros días del cachorro en casa

978941_sleeping_puppies

¡Nos hemos comprado un cachorro, y aquí lo tenemos sin saber mucho que hacer! No alarmarse… que no es tan difícil como parece, los primeros días son de adaptación para todos, pero ahí sentaremos algunas bases para una tenencia exitosa del nuevo miembro de la familia.

Algo fundamental con un cachorro pequeño, es ajustarse a las recomendaciones del veterinario. En primer lugar, cumplir con todos los requisitos en cuanto a vacunas y tratamientos necesarios para los parásitos. En general, cuando los traemos a casa ya se ha cumplido con lo segundo, y ya han recibido al menos, la primera dosis de vacunas.

Los cachorros comen varias veces por día, preparados especiales para perros de esa edad. En la medida que crecen, se van disminuyendo el número de comidas, quedando en general con una o dos al día, de acuerdo a la raza. Hay que disponer de un sitio para alimentarlo, con su plato siempre bien limpio, y un recipiente para agua. Mientras come, podemos acariciarlo, pero permitiendo que lo haga con tranquilidad.

Por un reflejo, los cachorros hacen sus necesidades casi enseguida de comer, por lo tanto es bueno aprovechar eso, para llevarlo al sitio que previamente escogimos con ese fin. Sin poner expectativas poco realistas, veremos que poco a poco, él solito irá a ese lugar. Cuando hace fuera de él, no es necesario reprimirlo fuertemente, más efectivo es premiarlo (aunque sea solamente con caricias y aprobación) cuando lo hace correctamente. Mejor que reprimir, es el refuerzo positivo de la conducta, si bien es importante señalarle claramente al cachorro, cuando hace algo que no queremos. Pero nunca hay que pegarle, por supuesto.

Prepararle un sitio para dormir, con temperatura adecuada y muy limpio, es fundamental. Ahí le pondremos una mantita o edredón y algún juguete de morder, cosa que disfrutará mucho. Si es un cachorro muy pequeño y llora mucho, un truco muy efectivo es envolver en una manta un viejo reloj despertador, de esos que marcan cada segundo con un cierto ruido, y ponerlo en su lugar de dormir. Esto le recordará los latidos del corazón de la madre y lo calma mucho.

En posts siguientes iremos viendo algunos otros trucos para educarlo.

 

  • Cristina

    Me gustaría mas si en la entrada pusieraís hemos adoptado en vez de hemos comprado :-(