Salud

Mascotas con artrosis (I)

La artrosis es una enfermedad inflamatoria que afecta las articulaciones y con el tiempo puede deteriorarlas de un modo significativo, alterando claramente la movilidad. Esto se acompaña de dolor, que puede llegar a ser muy intenso. Tanto perros como gatos pueden sufrir de esta enfermedad por lo que es muy importante hacer un diagnóstico precoz de modo de poder ayudarlos.

Hay que estar atentos a la aparición de los síntomas. El perro o gato con dolor se muestra apático y desinteresado por lo que siempre la ha gustado. Tiende a quedarse acostado y duerme mucho. Los paseos se acortan, ya que quiere volver luego de un trayecto cada vez menor.

Cuando se levanta lo hace con dificultad, se mueve con más lentitud y tiende a “aprovechar” las veces que se levanta. Por lo tanto, cuando lo hace aprovechar a beber, hacer sus necesidades y comer… para acostarse de nuevo.

No es necesario que todos estos síntomas se encuentren presentes para ir al veterinario, solo con alguno de ellos es clave consultar.

Imagen: mascotass.com