Animales

Mascotas controladoras

old english Bulldog (2 years old) in front of a white background

Tanto los perros como los gatos, con sus diferentes formas de relacionarse socialmente, desarrollan con cierta velocidad una interesante capacidad para desarrollar herramientas que les permiten llegar a resultados. Son herramientas conductuales y que con mayor o menor habilidad suelen ser muy eficientes. Hace un tiempo hemos visto el ejemplo de los perros manipuladores, que suelen fingir dolores o malestar, que les reportan mayor atención.

Comportamiento extraño

Pero si una mascota descubre que al hacer algo tiene tal resultado y eso se repite, lo volverá a hacer. Si por ejemplo, le gusta ser el centro de atención y no quiere que vengan otras personas a la casa, puede que intente con una conducta extraña cuando hay visitas. Hay perros que se muestran, por ejemplo, muy asustados. Si eso les trae como resultado que no se reciba más gente en la casa (este es un ejemplo que conocí personalmente), el perro no dejará de mostrarse asustado cuando quiere algo.

Prevenir el sobrepeso

Si pone cara de muerto de hambre, nos mueve la cola y le damos de comer fuera de su horario, no dejara de hacerlo. Este es tal vez el caso más  frecuente y que trae como consecuencia una mascota con sobrepeso y obesidad. Otras veces nos pone cara de tristeza absoluta para que los llevemos a pasear, también fuera del horario.

Hay que estar atentos a estas conductas, porque la mascota solo hace lo que le da resultados. Para que pueda ser controladora, nosotros mismos tenemos que ser controlables, dato a tener en cuenta cada vez que analizamos a nuestra mascota.