AnimalesSalud

Mascotas de inmunodeficiencia

Las personas que tienen alguna clase de inmunodeficiencia, si cuentan con la autorización médica, pueden tener una mascota. Por supuesto que la clave es esa autorización, ya que hay grados y niveles de compromiso de la inmunidad que no permiten tenerla.

En caso de que se autorice, hay que tomar medidas especiales. El cuidado de la mascota tiene que ser riguroso. Los controles veterinarios tienen que ser permanentes, con especial cuidado a la presencia de parásitos, tanto externos como internos.

Quien padece esta condición no debe manipular las deposiciones, por lo que otra persona debe hacerlo. Todos los utensilios de la mascota tienen que ser higienizados en forma rigurosa a diario.

Es ideal que la mascota no esté en contacto con otras y si lo sacamos a pasear, tiene que ser con correa y una vigilancia estricta para evitar contacto con las deposiciones de otros animales.

Con todos estos cuidados y autorización médica mediante, la mascota puede tener un efecto positivo muy importante en el estado de ánimo de quien se encuentra en esta condición.

Imagen: nuestrasmascotas.bligoo.com