Salud

Cómo conseguir la colaboración del dueño para que la mascota pierda peso

En un post anterior veíamos que ocurre con los dueños de las mascotas obesas. En la mayoría de los casos no lo ven como una enfermedad, no comprenden que esto somete a la mascota a un sufrimiento y que acorta su vida. Lo que ven es una robusta mascota feliz, lo que no es ni remotamente. Como necesitamos la colaboración el paso clave es comunicarse bien con esos dueños.

No debemos hacerlos sentir culpables o que se los juzga. Debemos ponerlos de nuestro lado, no del contrario. Luego de dar toda la información, de un modo positivo les mostraremos las alternativas de tratamiento para esa mascota. Dieta y ejercicios son los dos puntos más importantes. Si logramos que se respete la dieta, lo más complicado de todo, el ejercicio es algo que el dueño va a disfrutar con su mascota. Hay que ganarse su confianza para que haga este esfuerzo inicial para ver resultados.

Si conseguimos eso, en cuanto la mascota comienza a perder peso, la vida le cambia y el dueño lo percibe, lo que actúa como un gran refuerzo positivo.

Un buen interrogatorio nos puede llevar a ver donde está el problema de la dieta. O es el pienso equivocado, en cantidad equivocada o todo lo que se aporta no necesario. Este último punto es el más importante: los chuches y comidas extras. Si el dueño comprende que la mascota pide comida todo el tiempo por instinto y no por hambre, seguro que colaborará con más ganas.

Con una familia que colabora, el problema se soluciona. Para eso lo más importante, como conclusión, es una buena comunicación para que el problema se comprenda profundamente.