Animales

Mascotas para espacios muy pequeños: Jerbo

Mascotas para espacios muy pequeños, Jerbo

Para tener una mascota hay que tenerla muy bien. Para optar por un perro hay que saber que requiere gran cantidad de tiempo y un razonable espacio. Hay que pasearlo varias veces al día. Un gato da menos trabajo pero requiere atención de todas formas. Escribo esto con mi gato insistiendo por algo que aún no se que es. Y os aclaro que cuando digo que insiste, insiste. Maulla en forma suave y sostenida hasta que obtiene lo que quiere. Eso quiere decir (como ahora) salir al jardín por la puerta de la cocina y no por la del comedor, que está abierta y queda a más o menos metro y medio de distancia. A ese nivel son sus caprichos.

La mascota adecuada

El punto es que si queremos tener una mascota y no disponemos de lugar, un roedor es una opción, pero sabiendo que si bien menos, algo de tiempo requieren. Dentro de ellos los Jerbos son muy simpáticos. Son muy parecidos a los hamsters, pero más lindos aún. Son muy limpios, muy cariñosos y extremadamente curiosos. De preferencia dos es un número ideal ya que pasan mejor.

Dónde tenerlo

En lugar de vivir en la tradicional jaula, es mejor que lo hagan en una pecera bien grande, ya que en las jaulas se pueden lastimar cuando investigan las rejas. Es ideal que tengan mucha arena para excavar (algo que les encanta y hacen una especie de túneles si tiene lugar suficiente) y una rueda para  poder hacer ejercicio. Comen semillas, frutas frescas y también secas, así como algunas raíces.