Animales

Medio millón de animales se usan en España para experimentación científica

animales laboratorio

Es un tema que nunca deja de ser controvertido: amantes de los animales y de las mascotas debaten incansablemente sobre si es realmente necesaria la experimentación científica con aquéllos. Los términos han cambiado, sin embargo, y hoy se utilizan de una manera diferente a hace años.

De hecho, llama mucho la atención una frase de Jesús Martínez Palacio, responsable de la sección de bienestar animal en el Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas de Madrid, recogida en una entrevista a la agencia EFE. Los animales de laboratorio hoy en día, nos dice, son “hoteles de cinco estrellas”. Una comparación curiosa, desde luego.  El precio de un ratón, por ejemplo, puede variar entre doce y doscientos euros, en función de sus condiciones. Se utilizan muchos menos que hace décadas, añade Martínez, hasta un cincuenta por ciento menos. Aun así, la cifra de medio millón a la que aludimos en el titular todavía puede asustar a algunos, sobre todo a aquellos aficionados a las mascotas a quienes les cuesta concebir esta perspectiva.

Una evolución palpable

Genética, oncología y enfermedades raras son los tres pilares que todavía se sustentan sobre la experimentación animal. Aunque los ratones siguen siendo las “estrellas” en los laboratorios, también se emplean gusanos, ratas, peces cebra… y otros que suscitan mayor incomodidad por su calidad habitual de mascotas, como perros, gatos o conejos. No cabe duda de que hay particularidades de algunos animales que resultan imprescindibles para el tratamiento de ciertos problemas, y por ello no parece que la investigación vaya (ni deba) detenerse. Pero sí es de agradecer que se reduzca a lo mínimo necesario, y que se trate a los ejemplares durante los estudios con el mayor respeto y cuidado posible. Martínez asegura que la evolución de la ciencia ha facilitado la mejora del trato en este aspecto: mientras que antes hacían falta muchos sujetos de un mismo tipo para extraer una estadística, ahora basta con entre tres y cinco para obtener resultados idénticos o incluso más certeros.