Animales

Cómo interpretar los movimientos del gato

Cute british cat isolated

Quienes tenemos o hemos tenido gatos en nuestra familia, sabemos lo complicado que es interpretar los movimientos del gato. Los gatos son animales muy complejos en su conducta  y creo que nadie lo definió tan bien como Sir Winston Churchill cuando dijo: “Los perros nos miran como sus amos, los caballos como sus iguales pero los gatos nos miran como sus subalternos”. Para el gato no tenemos ni remotamente el nivel de importancia que para el perro, sino que más bien somos sujetos útiles para ellos. Eso no quiere decir que no nos quieran ni que nos disfruten (cuando ellos quieren) la compañía humana.

Lenguaje corporal en los gatos

Muchas veces intentamos interpretar que es lo que quiere el gato o que es lo que hará el gato, observando sus movimientos. De hecho, desde aquí hemos hablado del tema, ya que hay pautas que se cumplen de un modo bastante fiable.

Sin embargo es importante dejar bien claro que al igual que los humanos, el lenguaje corporal en los gatos está sometido a variaciones individuales importantes. Es claro que si el gato se arquea y los pelos del lomo se encuentran erizados, el gato está pronto para atacar. Pero otras situaciones más sutiles son complejas.

En particular hay que destacar que los movimientos de la cola del gato no siempre revelan conductas. El gato utiliza la cola como una especie de timón y puede estar moviéndola, por ejemplo, preparando un salto. El mismo movimiento en otro contexto tiene un significado diferente.

Si bien es muy interesante y aporta mucho conocer el significado de algunos movimientos, más importante es observar a nuestro propio gato y sus características particulares.