Salud

No juguemos a ser veterinarios

no-juguemos-a-ser-veterinarios

Este fin de semana he tenido la suerte de tener una larga conversación con un veterinario que estaba de visita en nuestro país, y que tiene gran prestigio. Ha ejercido su profesión al cuidado de pequeños animales (perros y gatos) en circunstancias muy variadas. Sin embargo hay un factor común que se da en casi todos lados: quienes tenemos mascotas creemos que somos un poco veterinarios.

Es que tendemos a sobrevalorar nuestra experiencia. Si hemos tenido una mascota con un problema determinado, volvemos a dar el mismo tratamiento, por nuestra cuenta. Los resultados suelen ser malos.

Justamente eso es lo que más preocupa. Por ahorrarnos una visita al veterinario apenas nuestra mascota comienza con algún síntoma, diferimos la consulta y los problemas pueden convertirse en mucho más serios.

Como lo hemos repetido desde aquí varias veces, parte de la responsabilidad al tener una mascota es asegurar su bienestar. Y eso pasa por visitar el veterinario cuando se debe, sin creernos que sabemos lo que no sabemos.