Belleza y Moda

Nuestras mascotas en San Valentín

Valentine dog with red heart isolated on white

Hay personas o más bien familias, que festejan todo lo festejable. Ni hablar de los festejos más tradicionales como puede ser el de Navidad. En las fiestas que podemos considerar nuevas (o mejor dicho, nuevas para nosotros) participan con todo entusiasmo. No solo se disfrazan para Halloween todos los miembros de la familia, decoran la casa y el gato termina haciendo de murciélago y el perro de cualquier tipo de ser terrorífico que a los peques les de tanto miedo como risa.

Fiesta del amor

La fiesta de San Valentín es una de esas ocasiones en las que se decora la casa y se hacen todo tipo de elementos alusivos. No es una fiesta del amor de pareja solamente, es una fiesta del amor en toda su extensión y así es como lo interpretamos. Por ese motivo, las mascotas participan claramente.

Integrar a la mascota

El problema, al igual que lo que ocurre en Halloween es no exagerar, como vemos muchas veces. Si se trata de que el perro o el gato tengan un disfraz no puede ser ni incómodo ni, obviamente, peligroso. No es que el dueño pretenda dañar su mascota pero hay que ser razonables. Con unos corazones en el collar que no tienen que ser enormes de modo que lo molesten, alcanza y sobra para que el perro o el gato sean unos protagonistas del San Valentín. Esos corazones pueden ser hasta de cartón  y los niños los van a pintar de modo que participan muy activamente de toda la diversión.

Con criterio y cuidado, es algo para la diversión de todos.

Etiquetas:
  • irenne

    Buena reseña, nuestras mascotas son algo especial en nuestras vidas por eso es bueno acordarse de ellos en dias señalados