Animales

Obesidad en los gatos

obesidad-en-los-gatos

Es un hecho cada vez más frecuente ver gatos con este problema. Si bien algunas mascotas pueden presentar sobrepeso por problemas hormonales, estos casos son excepcionales, y si ello ocurre, debemos recurrir rápidamente a un médico veterinario.

Sin embargo, en la mayoría de los casos, los dueños de mascotas muchas veces tenemos la tendencia de sobrealimentarlos. Así, ante su carita de “desgraciado”, no resistimos premiarlo con algo que, en ese momento, estamos consumiendo. Jamón, galletitas, tostadas, dulces y hasta chocolates. Producto este último que puede provocar en el animal graves enfermedades.

Los gatos pasan muchas horas de su día acicalándose (grooming). Ya a los 15 días de nacidos, humedecen sus patas delanteras con la lengua y luego las pasan por zonas de su cuerpo. Pero, si el gato está gordo, no puede por ejemplo “lavarse” la parte posterior de su cuerpo, simplemente porque no llega al lugar. En ese caso, el animal dejará de asearse completamente y seguramente presentará problemas de conducta, ya que es uno de los animales domésticos más higiénicos, como también uno de los más pedigüeños.

La restricción al movimiento que le produce el sobrepeso, hace que éste aumente cada vez más. Es un círculo vicioso. No se mueve, no gasta energía, se aburre y más come. Hay muchas enfermedades metabólicas que pueden verse seriamente agravadas por esta condición. En este caso, hay que ser muy estricto con el animal y darle, solamente, una ración de alimento balanceado, que corresponda a su tamaño. También, hay en el mercado, buenas raciones “light”, realizadas expresamente para gatos con sobrepeso.

Consultar con el veterinario para que nos aconseje sobre nuestro gato en particular, es algo que no podemos dejar de hacer.

 

Etiquetas: