Adiestramiento

Paseos y jerarquía

Cuando en nuestro grupo familiar tenemos uno o más perros, el sacarlos a pasear es clave. No se trata simplemente de una diversión, que lo es obviamente, sino una cuestión de jerarquías. Como destacamos siempre, los perros necesitan tener muy claro que lugar ocupan (y siguen ocupando en la escala jerárquica) y el paseo es el momento de marcarles ese lugar.

El líder de la manada

Para un perro, saber que somos sus líderes, es algo muy tranquilizador. El líder de la manada no es arbitrario, es el que protege y da seguridad a los demás miembros. Tener eso bien presente le permite estar tranquilo, ya que se siente seguro y protegido.

Nuestro liderazgo es algo que marcamos siempre, todos los días, pero cuando salimos de casa es cuando más claro le queda, ya que no se encuentra en el territorio propio. Para el perro es fundamental que el líder se muestre siempre tranquilo y relajado. Si cuando se acerca un perro nos ponemos tensos, el perro también lo hará. Si nos mostramos temerosos, el también sentirá miedo. Claro que si lee en nuestro gestos tensión o agresividad, el también va a sentir eso.

Importante socializar

El paseo le permite socializar con miembros de otros grupos, ya sean perro o humanos. El caminar, jugar y correr la permite gastar energía y liberar el estrés que puede acumular. El poder olfatear todos y cada uno de los árboles (al menos mi perro no omite uno solo) le permite saber que perros están en la zona, si son machos o hembras, si están sanos y más o menos que tamaño tiene. Eso combate el aburrimiento.

Para lo último dejo lo que para muchos es lo primero: hacen sus necesidades.