Animales

La controversia de las peleas de perros en Facebook

perro de pelea

No es la primera vez que el tema de la libertad de expresión genera polémica en Facebook, pero esta vez le ha tocado el turno al mundo de los animales. Los amantes de las mascotas no  han dudado en manifestar su desagrado ante una página sobre las peleas de perros.

En los tiempos que corren, el problema de las peleas de perros debería estar más que superado. Nada más lejos de la realidad, por desgracia: no sólo sigue vigente y en muchos lugares impune, sino que es motivo de preocupación para muchos dueños. No son pocas las mascotas que corren la terrible suerte de ser robadas en la calle y utilizadas para el entrenamiento de los perros de pelea, siendo difícil en ocasiones probarlo y por supuesto recuperarlas debido a la clandestinidad.

Una página reprobable

Ante esta situación, debería penalizarse cualquier clase de difusión de esta práctica. Pues parece que Facebook no lo entiende así, o al menos no de manera tan tajante. La página Pelea de Perros, que como su nombre indica tenía como objetivo mostrar imágenes de este tipo (incluso de canes terriblemente desfigurados después de un enfrentamiento), recibió multitud de denuncias después de que un usuario la descubriera y pidiera ayuda para cancelarla. La compañía de Zuckerberg, sin embargo, hizo caso omiso, amparándose una vez más en las ambiguas y demasiado flexibles normas referentes a la libertad de sus usuarios.

La ironía como arma

Pero el contraataque no tardó en llegar… haciendo uso de un arma ante la que Facebook ya no podía mirar a otro lado: la desnudez femenina. Al ver que no se conseguía nada por los cauces normales, un usuario creó la página Pelea de Tetas, naturalmente satírica e irónica, pero con fotos de pechos por doquier. Consiguió rápidamente más de veinte mil Me Gusta… y la atención de Facebook, que no tardó ni veinticuatro horas en cerrarla.

¿Importa más a Facebook el desnudo femenino que las peleas de perros? ¿Está mal que nos muestren un pecho, pero sí un perro mutilado? Finalmente la polémica se resolvió de la única manera posible: Facebook acabó cerrando también Pelea de Perros. Es realmente triste que haya que recurrir al ataque frontal y la viralidad para conseguir que un contenido tan deleznable, tan irrespetuoso con el mundo de las mascotas y los animales, sea censurado como debería haber sucedido desde el primer momento.