Alimentacion

Pérdida del apetito en perros

Chihuahua eating food from plate on dinner table

Hay perros que parecen no saciarse nunca, otros que son más modestos  y otros que son problemáticos a la hora de comer. El problema que hoy veremos es el de los perros que dejan de tener apetito de pronto. Hay muchas causas para que esto ocurra y hablaremos de ellas, pero desde ya que esa información no sustituye la visita al veterinario, que será quien determine que está ocurriendo.

El primer paso

Es justamente ir al veterinario para descartar las causas físicas. Desde problemas en los dientes o dolor en garganta y oídos por causas banales, hasta el cáncer, son motivos frecuentes de pérdida del apetito de causa física.

Qué cosas pueden afectarle

Factores como mudanzas o que alguien de la casa no viva más ahí, por ejemplo un divorcio, pueden afectar seriamente al perro de modo que deje de comer. Ni hablar los casos en que la persona más cercana al perro ha fallecido. El perro hasta puede dejarse morir por la tristeza. Debemos ver si existe un factor modificable para ayudar al perro. Si no es modificable, distraerlo con paseos, juegos y apoyo seguramente le servirá.

Otro motivo es que ese perro que no come y no adelgaza, come otra cosa. O tiene acceso al exterior y come en otro lado (por ejemplo, basura) o alguien de la familia le  da tantos chuches que ni se le ocurre comer el aburrido pienso.

Si llevamos mucho tiempo con un pienso con un determinado sabor y forma, a veces les ocurre que necesitan probar otras cosas. Si el veterinario lo autoriza podemos cambier  el pienso, pero de modo gradual.

  • Pingback: Cómo conversar sobre los trastornos de alimentación | Blog Alimentos