Salud

Perra en celo: como controlar a los machos

Perra en celo como controlar a los machos

Realmente pretender controlar un macho frente a la presencia de una perra en celo es algo demasiado ambicioso. Un macho no castrado actúa como el peor de los adictos. Por más que quiera obedecer siendo el más educado de todos los perros. Quiere controlarse, pero no puede. Si no asumimos eso, no comprendemos el problema.

No hay nada que lo detenga

Un perro frente a esta situación reacciona de cualquier forma. Se escapa, cruza la calle, se pelea con otro macho. Todo es posible y ninguna de esas cosas es buena.

Pero, si el perro está castrado la respuesta será  increíblemente diferente. En muchos casos, sobretodo si se lo ha castrado en los primeros meses de vida, su reacción será mínima. En el peor de los casos  igualmente no se compara  a los que ocurre con un perro no castrado.

Nuevo recorrido o con correa

Por estos motivos, el perro siempre tiene que ir con correa. No es necesario que la perra esté muy cerca. Una perra en celo deja su olor, algo que el macho va a detectar. Con solo ese estímulo va a intentar seguir el rastro. Si el perro está suelto correrá todos los riesgos que hemos visto, en algunos casos, aún castrado.

Si en el parque donde los llevamos va una hembra en celo, pues cambiemos el recorrido o el horario por un par de semanas, para evitar pasar por todos estos problemas.

Lo que nos debe quedar claro es la importancia de tomar acción y no esperar a que pase algo malo.