Animales

Perro grande, piso pequeño

Great Dane HARLEQUIN and maltese dog playing and looking at each other in front of a white background

Cuando tenemos un piso pequeño (y hoy día los pisos pequeños son realmente pequeños) y buscamos un perro para adoptar, siempre pensamos en un perro pequeño. No es para nada mala idea, sobretodo con algunos perros en especial, pero no debemos descartar un perro solo por su tamaño. Veamos un poco más del tema, de modo que tal vez se nos amplíe el panorama de perros posibles para la familia.

Chiquitos pero activos

Es verdad que los perros muy pequeños suelen ser bastante inquietos. Son de tamaño limitado pero de ansiedad y nivel de actividad casi ilimitada. No molestan en un piso pequeño en el sentido que no interfiere el paso, pero no es mucho más que eso.

Grande y tranquilo

Los perros grandes, sobretodo los de razas gigantes, suelen ser más que tranquilos, llamativamente inactivos. Mi vecina tiene un mastin napolitano de 85 kilos y nunca lo he visto jugando con los demás perros. Los mira pero ni se mueve. Son muy, muy tranquilos.

Cuando adoptamos un perro tenemos que asumir como parte del cuidado, los paseos diarios, con una cantidad de ejercicio necesaria. Un perro pequeño necesita eso igual que el grande. Claro que para un mini perro caminar hasta la esquina es una travesía, pero por su carácter podría caminar hasta Roma.

Evaluemos seriamente ese punto. El problema, además de la cama grande para un perro muy grande en un piso muy pequeño es como interfiere en la movilidad pero no mucho más que eso. Creo que la decisión en estos casos debe pasar por nuestra forma de ser y como nos vamos a complementar mejor con ese perro.