Animales

Perro salva a una niña

Perro salva a una niña

Siempre se dice que el perro es el mejor amigo del hombre y que un perro que quiere mucho al niño de la casa es capaz de dejarse matar en su defensa. Hay miles de ejemplos de este tipo, que deberían hacer reflexionar a más de uno que simplemente no comprende el amor entre una familia humana y un perro. Desde ahora tal vez alguien piense que parte de cosas importantes que definen como ser un buen padre, incluye una mascota. Seguro que no para algo tan dramático, pero si para hacer de su vida algo más feliz.

Fidelidad absoluta

En toda la prensa del mundo hay hoy una noticia muy impactante. Una perro, de nombre Gufi, salvo hoy la vida de su pequeña dueña, una niña de 7 años. El punto fue que estando en su casa, en un lugar muy alejado en el Estado de Nuevo León, Méjico, un grupo de hombre secuestraron a la niña. El perro los enfrentó pero no pudo evitar que la llevaran. Claro que hizo algo muy bueno. Guió desesperadamente a los padres de la niña hasta el lugar exacto donde se encontraba cautiva.

La parte humana de la historia es la peor

La niña había sido secuestrada para la venta. En principio el comprador era el hijo de un escribano, que había ofrecido 2 mil euros, pero lo que quería era un bebé. Igualmente los secuestradores tenían claro que comprador, seguro encontraban.

Una horrible historia con un final feliz, pero que nos lleva a reflexionar. Si alguien hace algo tan horrible como vender niños es porque alguien hace algo tan horrible como comprarlos.