Adopción

Perros en rehabilitación

stray dogs on street at day

Adoptar un perro que ha pasado por situaciones negativas no es simple. Si el perro ya ha sido rehabilitado, si se ha tenido la suerte de vivir cerca de un refugio que tiene los recursos necesarios para resolver esas situaciones, ideal. No hay perros  más alegres o agradecidos que esos. Como se lo ha re-educado, el resultado es un perro equilibrado que necesita de una familia, mucha dedicación y sobretodo, mucho amor.

Refugios capacitados

Pero también nos puede ocurrir que al concurrir a la primera visita al refugio de mascotas, nos encontremos con un perro que se sabe ha pasado por situaciones difíciles, pero no se disponen de los recursos necesarios para hacer en el lugar una rehabilitación completa. Como se ha estudiado el perro y se sabe que no solo no es peligroso sino que más que nada necesita tener acitividades en familia, puede estar apto para la adopción.

Si sois personas con experiencia en mascotas y con tiempo y amor para dar, os recomiendo enfáticamente un perro de este tipo. Eso si, hay que seguir los consejos que nos den en el refugio, pero sobretodo hay que reforzar todo lo positivo de ese perro y no lo negativo.

Conducta de pánico

Os pongo un ejemplo que me ha pasado con mi perro. Al ver una escoba, se asusta mucho. Al principio, los movimientos bruscos de una persona, sobretodo si se trataba de una mujer le daban pánico. Instintivamente uno tiende a a acercarse y abrazarlo, a hacer cosas para que se calme. Eso es un premio para el perro y seguirá con esa conducta siempre. Al ver que se asusta con cosas que no son amenazas, lo ignoramos. En pocas semanas deja esos miedos atrás.