AnimalesSalud

Perros, inmunidad y bebés

Cuando tenemos un perro en casa y un bebé se anuncia en la familia, es todo un tema. Compatibilizar la presencia de ambos, de modo que sea segura para el niño y que no sea por otra parte un desplazamiento para el perro, requiere de planificación y de pedir asesoramiento. En cuanto a lo conductual, es muy importante preparar la presencia del bebe en casa, por lo que consultar con un especialista en comportamiento canino es algo ineludible. Hay una serie de pautas a seguir que nos darán la tranquilidad a todos.

Cuidados con el perro y el bebe

Pero hay otros problemas posibles. Los niños recién nacidos tienen una inmunidad muy poco desarrollada por lo que hay que extremar los cuidados. Dejar que el perro pase su lengua por la mano del bebe, por ejemplo, es algo extremadamente peligroso para el niño, dado el contenido bacteriano de la boca del perro.

Infecciones respiratorias

Sin embargo, si les permitimos convivir sin llegar a un contacto tan directo en etapas tan iniciales, los beneficios son muchos. Según se ha publicado en la revista Pediatrics, los niños que tienen perros en sus casas tienen un 30 % menos de infecciones respiratorias y un 50 % menos de infecciones de oído.

Compartir el hogar con la mascota parece inducir un mayor desarrollo de la inmunidad en los niños. De todas formas es claro que en las primeras semanas hay que ser muy estrictos evitando el contacto directo de todas formas.

Estudios similares hechos en casas con gatos y no perros han mostrado una baja también en las infecciones pero no tan significativa como con los perros.