Adiestramiento

Los perros y el miedo a las tormentas

dog with empty frame on white background

Hay muchos perros y otras mascotas, que por naturaleza son temerosos, en especial a los ruidos fuertes. Estos perros lo pasan muy mal durante las tormentas, algo que en algunos casos puede llegar a ser muy peligroso. Un perro asustado puede intentar huir, lo que lo puede llevar a tener un accidente o a perderse. Por otra parte, en la mayoría de los casos con un poco de paciencia y un buen plan, lo podemos ayudar a que supere el miedo.

Protejerlo de los ruidos

Cuando comienza la tormenta y el perro muestra miedo, no reforcemos esa conducta. Tiene que notar que estamos relajados y tranquilos. Le podemos buscar un lugar con menos ruido, pero no debemos mostrar ansiedad por la situación. Si el perro realmente sufre mucho  con los ruidos, una medida extrema es protegerle las orejas. En general no es necesario si nos ve calmados y el tiene un refugio adecuado.

Enseñarle con juegos

Para solucionar el problema de base, vamos a desensibilizarlo. Cuando estemos jugando muy divertidos, vamos a poner una grabación (no es para nada complicado obtenerla en Internet) con el ruido de una tormenta. Lo vamos a poner realmente bajo, apenas audible y seguimos jugando. Progresivamente, con el paso de los días, vamos subiendo el volumen, de modo que el perro asocie ese sonido a la situación de juego, que es algo relajado y que el disfruta.

El único secreto, como en todas las cuestiones de adiestramiento, es la perseverancia. Si lo hacemos de a poco y durante el tiempo suficiente, el perro perderá el miedo con seguridad.