Alimentacion

Perros que comen piedras

Perros que comen piedras

Hay perros que tienen por costumbre, si se les permite, comer todo tipo de cosas extrañas. En realidad es algo que no se puede permitir de ninguna manera, ya que los riesgos para su salud son altos, algo que no todos los dueños de perros entienden. En lo personal he tenido una prima cuya perra, una Golden,  comía piedras todo el tiempo. Elegía piedras pequeñas y redondas. Para ella era lo mismo comer piedras que comer castañas. Increíblemente nunca le pasó nada, pero normalmente es algo muy peligroso.

Consultar inmediatamente

En general cuando un perro come algo tan extraño, es para provocarse el vómito, por lo que la consulta con el veterinario debe ser inmediata. Si el perro ha comido pero no lo hemos visto hacerlo, es probable que se lo note dolorido y sin apetito. En ese caso, el veterinario se dará cuenta al palparlo o más bien al hacer una placa. Las piedras que tienen aristas pueden producir perforaciones en el aparato digestivo que matan al perro en horas. También puede ocurrir que impidan el tránsito intestinal, al quedar ocluido el pasaje, o que la mucosa se lesione produciendo sangrados.

Lo principal es la prevención y para eso hay que educarlo

No puede ni debe jugar nunca con piedras  y no debe comer nunca nada que no sea lo que se le da en casa. Si notamos que el perro adquiere esta conducta que nunca ha tenido, es clave descartar la existencia de una enfermedad de base que sea quien la provoca.