Salud

Perros que diagnostican hipoglicemia

Las personas diabéticas pueden hacer una vida perfectamente normal (de hecho así ocurre) siempre que se apeguen al tratamiento de su enfermedad. El punto es que hay veces que debido al propio tratamiento incluso, se pueden presentar ocasionales complicaciones. No son frecuentes pero el punto es que pueden ser muy serias. Una de ellas es la temida hipoglicemia.

Minimizar el riesgo

Cuando el aporte de insulina ha sido excesivo en relación al consumo, o por otras causas más complicadas, los niveles de azúcar en sangre caen peligrosamente y la persona pierde el conocimiento. Si se encuentra en su casa y sin compañía, obviamente no puede pedir ayuda. El problema es que algunos pacientes notan los primeros síntomas y actúan en consecuencia, pero otros  no.

Perros alertas

Sin embargo los perros si pueden detectar esos momentos previos a la pérdida de conocimiento. Su olfato sensible les permite detectar cambios en el sudor de la persona. Los perros en esos casos se ponen muy inquietos. Esto ha ocurrido sin entrenamiento y hay muchos ejemplos que lo avalan, sobretodo en Gran Bretaña, donde se comenzó a trabajar sobre el tema. En Cataluña, más concretamente en la Universidad Autónoma de Barcelona se encuentran desarrollando trabajos sobre este tipo de entrenamientos.

La verdad es que el cambio en la calidad de vida para la persona que padece esta enfermedad puede llegar a ser muy importante. Además de tener la tranquilidad de que no tendrán una emergencia seria (el tratamiento a tiempo es extremadamente simple y efectivo) tienen el placer de compartir la vida con una mascota.