Animales

Si os perdéis en la nieve en Suiza, ya no viene un San Bernardo

Hay ideas que todos tenemos muy arraigadas y damos por ciertas, por más que no tengan mucho sentido. Una de esas ideas es que si estamos paseando por las montañas en Suiza, la nieve nos desorienta y nos perdemos completamente, antes de perecer llegará un San Bernardo, con sus casi 100 kilos de adorable aspecto y su barril atado al cuello con brandi  y nos rescatará. La posibilidad de que eso ocurra es la misma que la de encontrar a Heidi con su abuelito  y que nos alojen en su cabaña.

Perros en la nieve

Sin embargo estos perros han rescatado a muchas personas de esas situaciones. Desde 1800, cuando se comenzaron a utilizar con estos fines, hasta la década del 70 del siglo pasado, más de 2500 personas fueron rescatadas por estos perros. Eso si, el barrilito de brandy forma parte de la fantasía, ya que si una persona está en hipotermia, el alcohol puede llegar a ser la peor idea, ya que agrava rápida y fatalmente la situación. En realidad esto del barrilito es algo que surgió de las pinturas de Edwin Landseer y la idea del brandy era meramente decorativa.

Paso a la tecnología

Desde hace 40 años el trabajo de estos perros como rescatistas ha sido cambiado por el de los helicópteros, mucho más rápidos y eficientes, ya que además permiten del traslado de quienes han sido rescatados. Si el tiempo no lo permite hay vehículos muy terrestres que cumplen muy bien con este trabajo.

Estos perros tienen un carácter muy amable, son especialmente dóciles y tienen un sentido de la orientación que les permite encontrar el camino aun en las más feroces tormentas.