AdiestramientoSalud

Perros terapeutas

Perrosconancianos

 A lo largo de la historia humana, los perros se han acoplado a diversas situaciones con tal de estar cerca de su mejor amigo: el hombre (con sus claras excepciones, por supuesto). Ese vínculo que se ha formado por siglos es tan fuerte que al visualizar una familia en nuestra mente muchos incluímos un perrito…

Bueno, no quiero decir que los gatos o algún otro animalito doméstico sea menos que el perro, recuerden que cada uno tiene mucho que aportar como mascotas, pero he querido resaltar el rol del perro a manera de introducción al tema del que compartiré un poco hoy: la terapia con perros.

Decía entonces que el perro es por excelencia la compañía animal preferida por el humano, gracias a siglos de domesticación. Además, sabemos que el perro no solamente es un animal de companía sino que realiza muchísimas funciones en beneficio humano, por ejemplo, los lazarillos, los rescatistas, etc. Entre dichas funciones, el perro ha ido siendo desarrollado como un terapeuta por científicos, psicólogos y médicos.

Vemos que hay grupos de terapia en los que el perro es el actor principal interactuando con ancianos, por ejemplo, en un geriátrico. O con niños en una sala cuna u hospital… Y es que el simple hecho de ser visitado por un animalito tan amable y cariñoso hace que el anciano o el niño levanten su estado de ánimo reduciendo el sentimiento de soledad o aislamiento, motiva conversaciones y provee la oportunidad de ser útil a través de cepillarlo o darle de comer. Además de beneficios físicos notables como la disminución de presión arterial con el sencillo hecho de acariciar al perro.

Como ves, el perro se ha ganado su lugar privilegiado en nuestra sociedad… ;)

Fuente:  En buenas manos    Terapia Animal   |  Imagen:  En buenas manos