Salud

Plantas venenosas para el perro

Plantas venenosas para el perro

Casi nunca vemos un jardín o un parque como un lugar potencialmente peligroso para el perro. Si lo vemos así, es cuando pensamos en la posibilidad de peleas con otros perros, extravíos, atropellamientos al salir corriendo, etc. Pero en general, son lugares que si aseguramos los límites, parecen no ofrecer riesgo alguno. Pues estamos en un gran error, porque en muchos jardines y no tantos parques (pero los hay, no os descanséis en la idea de que no ocurre) hay numerosas plantas tóxicas y plantas venenosas, que pueden enfermar o incluso matar a nuestra mascota.

Es por ese motivo que nunca les debemos permitir comer plantas. Si lo hace, hay que quitarle los restos de planta de la boca  y guardarlos. Si el perro enferma en las siguientes horas, se lo llevaremos al veterinario para que pueda determinar si es una de las plantas tóxicas.

Veremos algunas de las más corrientes

La tan conocida hiedra es tóxica para los perros. Con la cantidad suficiente puede producir una parada cardíaca. Lo mismo ocurre con el rododendro, si bien es importante destacar que se necesita una cantidad importante, pero tengamos en cuenta que hablamos de la muerte del can. La adelfa es tóxica si se la ingiere y puede producir dermatitis de contacto. Es una planta muy común de ver en parques. La sabina es otra de las plantas que mas frecuentemente producen problema, sobretodo si son ingeridas. Con el acebo lo que ocurre es que puede dar oclusiones intestinales con mucha facilidad, por la cantidad de resina. Obviamente que esto puede matar al perro. Da convulsiones y vómitos.