Animales

Porqué la nariz del perro siempre está mojada

Close up of pink dog nose

La nariz del perro siempre, o casi siempre, está bien húmeda. Hay personas que interpretan que cuando está seca es que el perro esta enfermo. En realidad la única forma de saber si el perro tiene fiebre es tomando la temperatura, como ya hemos visto. Puede ser un motivo de sospecha pero no es para nada determinante. Veamos porque y para que la nariz del perro está siempre húmeda.

Nariz fría

La humedad de la nariz viene dada básicamente por dos mecanismos: por un lado los lengüetazos la mantienen siempre húmeda y por otro lado, existen en ambos lados de la nariz, en su interior dos glándulas que se encargan de segregar esa mucosidad que mantiene la zona siempre mojada.

Esta humedad es importante por dos motivos. El primero está relacionado con la termorregulación. Los perros tienen solo dos mecanismos para refrigerarse, o sea, perder temperatura. Uno es el jadeo térmico y el otro es la refrigeración de la nariz. Sirve, entonces para la regulación térmica.

Importante para su vida

El otro motivo es para maximizar su capacidad olfativa, que se por si es excelente. El aire se desplaza con toda suavidad por esa zona humedecida por esa mucosidad, lo que de por si facilita el mecanismo. Pero lo más importante: ese moco actúa como si fuera una telaraña para las moléculas que tienen olor. Como quien dice, las atrapa mucho mejor de esta forma  y esa señal, captada por los millones de receptores llega al cerebro donde es “decodificada”.

Ya sea por una cuestión térmica como por maximizar el olfato, es ideal que la nariz mantenga esa humedad.