Animales

Por qué ladra mi perro (I)

Porque Ladra Mi Perro I

El ladrido es un elemento fundamental de comunicación de los perros. Desde un punto de vista evolutivo, los lobos (antecesores del perro doméstico) emplean esta herramienta de comunicación de un modo muy central, debido a que suelen desplazarse por lugares donde la visión es algo dificultosa. En medio de una vegetación abundante, no siempre es posible el contacto visual, pero el sonido salva esas dificultades.

El perro ladra para comunicar algo, a otros perros o a las personas. Eso no quiere decir que tengan un lenguaje específico. Es una comunicación en cierta forma rudimentaria pero eficiente.

Uno de los motivos más frecuentes del ladrido es la presencia de extraños en su territorio. Pueden ser personas o animales. Puede ladrar para advertir a los dueños que hay un extraño, o para advertir a quien invade su territorio que él esta ahí. Claro que lo que el perro puede considerar como territorio propio puede ser más grande que los límites de la vivienda. Si alguien pasa por la calle y lo ve, tal vez le ladre. Sus límites rara vez coinciden con los nuestros.

La cadencia y el tono de los ladridos nos pueden indicar el motivo de los mismos. Pero la actitud completa del perro nos dará más claridad al mensaje. En general, cuando ven un extraño en el territorio hacen una secuencia de ladridos rápidos y continuos. Si esa secuencia se vuelve más lenta y el tono más bajo, es posible que se trate de que la amenaza (una persona o animal) ya esta cerca de él.

En los siguientes posts, continuaré abordando este interesante tema, y seguramente identificaréis en vuestra mascota muchas de los comentarios que compartiremos.