Adopción

Preparando todo para la llegada del perro

Sleeping sharpei dog

La decisión de adoptar un perro es una decisión muy seria. Estamos asumiendo un compromiso por varios años, por lo que no  es algo para tomarlo a la ligera. La idea es que tanto el perro como la familia se integren entre si de modo de generar una relación feliz. Sin embargo es claro que todo lleva su tiempo y no podemos pretender que el perro nuevo llega a casa, comprenda todas las reglas y ame a todos profundamente. Seguramente tendrá un poco de miedo y desconfianza y necesitará un tiempo variable para adaptarse.

Preparar su espacio antes que llegue

Por ese motivo hay que hacer las cosa de modo que cuando llega a casa, todo esta pronto para el y no hay que salir corriendo a comprar todo. Claramente que debe tener su cama, su mantita, sus recipientes para comida y bebida, arnés, correa y sus juguetes. La cama debe estar en un lugar tranquilo. El punto es dejarlo descubrir todo sin enloquecerlo.

Constante vigilancia

Pero casi nunca pensamos en quitar de su alcance cosas que pueden ser peligrosas. El perro va a investigar  y si es cachorro, va a morder todo. No pueden quedar plantar tóxicas en la zona donde el perro se mueve, medicamentos a su alcance ni limpiadores o venenos. Para evitar todo eso hay que hacer una recorrida antes que el perro llegue. Tal vez sea necesario retirar más cosas con las que el perro se puede lastimar o que no queremos de modo alguno que el toque. Con la educación esos adornos volverán a su lugar, pero mejor evitar un problema inicial.

Otro consejo: muchas fotos de esas primeras horas de descubrimiento. Captura el momento que es único.