Animales

¿Cómo preparar la llegada del perro a vuestra casa?

Preparar casa llegada de perro


Si ya os habéis decidido a comprar un perro para tener a un miembro más en la familia, es importante que tengáis en cuenta algunos detalles para que la llegada del canino sea lo más cómoda posible. Por ello, vamos a daros unos consejos para que las primeras semanas que esté el animal en vuestra casa sean lo más fáciles posibles.

Preparar su rincón para dormir

Todos tenemos nuestro propio espacio en una casa, en el caso de las personas suele ser su habitación. Con un perro pasa lo mismo, él necesita su espacio para dormir y además será un lugar donde se sienta seguro. Lo primero que debemos hacer es buscarle un rincón para dormir, una vez encontrado le pondremos una toalla, manta vieja o una cesta que se hayáis comprado en la tienda de animales. Una vez hecho esto tenéis que enseñarle que ese será su rincón, el perro entenderá que ahí nadie puede molestarle y será su lugar para esconder “sus tesoros”. Seguramente coja cualquier cosa que encuentre por el suelo y lo lleve ahí. Es importante no molestarle cuando este ahí, ya que para que consigamos que duerma en su rincón debe sentirse seguro. Cuando no esté en su rincón podremos recuperar las cosas que nos haya cogido.

También debéis de tener en cuenta que debéis acostumbrarle a todas vuestras costumbres a la hora de dormir como por ejemplo bajar las persianas por las noches o en invierno tenerlas bajadas para evitar que se vaya el calor, si tenéis automáticas esta labor se os puede facilitar bastante porque cuando se vaya el sol se bajarán solas. Para instalar unas persianas automáticas en casa hay que confiar en profesionales con experiencia en este sector, como Somfy, que ofrece información personalizada para cada hogar.

En su primera noche no caigáis en el error de llevarlo a vuestra habitación: “solo por esta noche”. Debéis de ser firmes para que el perro aprenda dónde tiene que dormir y sobre todo respeto hacia su dueño o dueños.

 Su lugar para comer

Una vez establecida su zona de descanso, debéis establecer su zona de comida, es decir, el lugar donde pondréis los cuencos con comida y bebida para que el perro vaya ahí y coma. También acostumbradle a comer a determinadas horas, por ejemplo, acostumbradle a que cuando comáis vosotros también coma él. Con el paso del tiempo una vez que el animal vea donde le ponéis la comida irá en seguida.

No olvidéis recompensarle con alguna caricia o un “muy bien” cuando haga alguna de estas cosas bien.

Etiquetas: