Animales

Desventajas del avistamiento de ballenas

En la década del 50 del siglo pasado, con mucha timidez comenzó una actividad que hoy día mueve millones de dólares. Se trata del avistamiento de ballenas. Según datos publicados por el Fondo Internacional para el Bienestar Animal (IFAW) esta actividad involucra a más de 13 millones de personas al año, lo que genera una facturación de 2.100 millones de dólares. La verdad es que la cifra impacta y mucho.

El punto es que esta actividad no esta reglamentada en todos los lugares donde se realiza  y en muchos lugares en los que existe legislación, no se controla. Esto hace que las desventajas se vuelvan problemas.

El avistamiento desde tierra no representa problemas para las ballenas y es la forma ideal para avistarlas sin molestarlas. En Punta del Este, Uruguay,  por ejemplo, hay varios miradores en la costa a los que se accede en forma gratuita. Esto es lo más recomendable.

El problema son los avistamientos embarcados. El ruido de los motores y el número de barcos puede afectar seriamente a las ballenas. El descanso, la caza, son actividades que se ven interrumpidas por los visitantes. El problema con las crías puede ser más  serio aún, ya que el estrés al que se ve sometida la madre puede hacer mermar su producción de leche.

De hecho se han reportado accidentes tanto para las ballenas como para los turistas. Los avistamientos hechos por gente que no conoce profundamente el comportamiento de las ballenas puede ser un peligro.

Seamos respetuosos con estos fantásticos animales y con el resto de nuestra fauna en general.