Salud

El psicólogo del perro

Small dogs

Todas las costumbres cambian y mucho, pero la visión y el trato que reciben las mascotas de la familia son un excelente ejemplo de cambios positivos. Seguramente tiene mucho que ver en eso un mayor nivel de información y un conocimiento mucho más amplio sobre el comportamiento de ambas especies: humanos y perros. Uno de esos cambios evolutivos que estamos viendo implica que aparezcan nuevas profesiones que hasta hace algunos años eran impensables. Una de ellas es el psicólogo del perro.

Es un hecho que en España no son ni mucho menos que populares, pero en Estados Unidos y Gran Bretaña lo son y mucho. En ambos países es normal y muy frecuente consultar el psicólogo de nuestro peludo amigo y esto no es ni remotamente un acto de frivolidad.

Como hemos visto muchas veces los perros pueden tener trastornos de comportamiento que son muy serios, bastante similares a los humanos. Uno de los ejemplos de enfermedad seria y limitante para un perro es el Trastorno Obsesivo Compulsivo, que hace que el perro tenga comportamiento inútiles, sin objetivo alguno, en forma reiterada la punto que puede dañarlos seriamente. Otro ejemplo conocido es la depresión y las cada día más frecuentes fobias.

Veterinario especializado

En nuestro país, en caso de tener un problema de esa clase, debemos consultar con nuestro veterinario para que nos recomiende un especialista en comportamiento, con claros conocimientos de etología. Con tratamiento las mejorías son evidentes, sea cual sea el nivel de complejidad del mismo. En algunos casos basta con re-educar algunas conductas y en otros puede ser necesario medicar, al menos por un tiempo.