Animales

Pues parece que no era Chita

Pues parece que no era Chita

La semana pasada comunicábamos, al igual que casi todos los medios de prensa del mundo, el fallecimiento de uno de los monos más famosos del mundo, un chimpancé llamado Chita, que habría filmado varias películas en las décadas del 30 y 40, de la serie de Tarzán. Pues parece que las cosas no fueron así. Chita no era Chita.

Ese personaje de la mona Chita, en primer lugar, fue hecho por una decena de chimpancés diferentes. Supongamos que fuera cierto que uno de ellos es el que murió la semana pasada en Florida, pero esto tampoco parece ser posible.

Según han contado varios veterinarios expertos en simios, un chimpancé vive en la naturaleza unos 40 años promedio. En situación de cautiverio ideal, con medidas de salud extremos, puede llegar a  los cincuenta  y en casos muy pero muy raros, pasar los sesenta años. En todos los casos documentados en ese sentido se trata siempre de hembras. Eso es un hecho normal en los mamíferos, donde las hembras tienen una vida más prolongada que los machos.

Lo que no parece creíble en ningún sentido es que un chimpancé hubiera llegado a los 80 años  y mucho menos si se trata de un macho. Obviamente que el macho que ha muerto era muy anciano, pero no tenía esa edad ni lejanamente. Obviamente que Chita, en todas sus doce versiones, ha muerto, El punto es que el mono que ha muerto la semana pasada no es posible que sea quien se ha dicho que es. Igualmente recordamos con mucho cariño a tan simpático personaje.