Animales

¿Qué son los cafés de gatos?

Depositphotos_30733881_xs

Que no cunda el pánico. No estamos hablando de mojar gatos en café ni nada parecido, sino de una tendencia que lleva muchos años haciendo furor en Japón y que poco a poco se ha ido extendiendo por Europa: la de las cafeterías con gatos incluidos.

Los gatos se han convertido en las mascotas de moda, en gran parte gracias a Internet. Raro es encontrarse a alguien que no ponga ojitos tiernos ante cualquiera de sus monerías. Así que los japoneses, ni cortos ni perezosos, se decidieron a aprovecharse de esto y a crear el concepto de los neko cafés (“neko” significa “gato” en japonés), hace ya algún tiempo: cafeterías donde puedes acudir y estar rodeado de ellos, sin más, al mismo tiempo que degustas tu bebida. Una estupenda idea para todos los públicos, grandes, pequeños, y a quienes les gusta salir con amigos o prefieren hacerlo en soledad. ¿Quién no quiere acariciar un gato mientras sorbe su capuchino de chocolate, por ejemplo?

Han tardado unos años, pero finalmente ya tenemos la posibilidad de disfrutar de estos neko cafés sin tener que darnos un viajecito a Tokio. En 2012, se inauguró el que fue pionero, en Austria. El pasado mes de octubre fue la capital francesa la que abrió el primer establecimiento de estas características, el Margaux Gandelon, donde mascotas felinas campan a sus anchas. El éxito fue tal que hubo que realizar tandas de reservas; actualmente no es posible acudir hasta noviembre, tal ha sido la increíble acogida. En España, Madrid ha seguido sus pasos y acaba de abrir La Gatoteca, situado en el barrio de Lavapiés (concretamente en Argumosa 28).

Todavía falta bastante para llegar al nivel de ciudades como Tokio, donde encontramos, según el censo reciente, hasta cuarenta cafés de este tipo, pero desde luego es una iniciativa muy curiosa que los amantes de las mascotas podemos disfrutar muchísimo. Así que esperemos que no se quede sólo en una anécdota propia de las capitales y comiencen a aparecer más a lo largo del país.