Animales

Razas de gatos, Ragdoll

Razas de gatos, Ragdoll

Estos gatos además de ser hermosos, son enormes. Eso es lo primero que nos llama la atención, el gran tamaño. Se  parecen tanto el angora como el persa, lo que nos deja claro que tienen mucho, pero mucho pelo. La presentación es a dos colores  y las zonas de colorido son idénticas en todas las variables. Los ojos son impresionantes, en color azul o verde. Veamos más detalles y si nos conviene o no buscar uno de estos gatos para adoptar.

Un gato enorme

El tamaño del gato es de por si grande, pero si le  sumamos el largo y abundante pelo, impresiona. De hecho las hembras pueden pesar unos 5 kilos, pero los machos tranquilamente llegan a los 10 kilos. Una particularidad que los caracteriza es el lento crecimiento, recién alcanzan su tamaño a los 4 años, algo realmente fuera de lo común.

Cariñosos y sociables

Son gatos mucho más cariñosos que la media  y hasta les gusta caminar detrás de su dueño por toda la casa. Otra característica es la gran sociabilidad que tienen. Están pendientes de la familia y disfrutan la compañía. Sin embargo no les gusta ni un poco que se los tenga en brazos. No disfrutan ese tipo de demostraciones de cariño en absoluto. Son sumamente dóciles y su comportamiento es claramente tranquilo.

No tienen ningún requerimiento de cuidado especial, salvo el del pelo. Es clave cepillarlo con mucha frecuencia para evitar la formación de nudos y que trague pelo.

Si tengo que recomendar esta raza de gato a alguien, pensaría en una persona mayor que disfruta de la compañía de una mascota y le puede dar los cuidados necesarios, que por cierto, son bien pocos.