Belleza y Moda

Las razas ya no están de moda

Durante años hemos visto pasar de moda una u otra raza. Nos preguntamos, por ejemplo, porque un Afgano ha dejado de ser un perro tan conocido (ya casi no los vemos) y porque ahora todos parecen querer tener un Shar Pei. Sin embargo, buscar un perro de raza ya no solo no es moda, se comprende que es algo que no tiene sentido. Y no tiene sentido por motivos muy sólidos, que podemos simplificar en éticos y biológicos.

No puede ser un negocio

Desde el punto de vista ético, las cosas son simples. Una raza tiene una serie de requisitos que debe cumplir en cuanto a comportamiento, pero sobretodo apariencia. Debe medir tanto, debe pesar hasta tanto, las orejas son de tal forma, etc. El comportamiento esperado es tal o cual, dependiendo de la raza. Pero todo eso es para fomentar algo muy simple que es un negocio. Los “mejores  ejemplares”, son lo que se ajustan a los estándares de raza  y tanto el como sus crías “cotizan” muy alto. Pues no es ético, no son negocio, son parte de nuestra manada no nuestro patrimonio.

Cruzas inadecuadas

Desde el punto de vista biológico por más que se toman precauciones para evitar la consanguinidad en los perros de competición especialmente, en la vida real esto ocurre todo el tiempo. Gran cantidad de criaderos no toman precuaciones y cruzan animales consanguíneos, lo que produce que se perpetúen los problemas de salud de esos individuos.

Los perros mestizos no responden a ningún negocio, todos y cada uno son únicos y hermosos a su manera.

Etiquetas: