Animales

Reja separadora para perros

En lo personal, los perros tienen que estar afuera. Claro que lo digo porque vivo en una casa con un enorme jardín, porque si viviera en un piso otra sería la realidad. Pero igual defiendo que si existe la opción, los perros con la debida protección contra el frío, calor y lluvia, tienen que vivir afuera. El problema es que cuando no se puede hay que compartir el espacio con ellos, cosa que no es buena ni todo el tiempo ni en toda la casa.

Un ejemplo es cuando vienen visitas. Ni a todos les gustan los perros ni todos los perros se portan bien. No es cosa que el invitado salga lleno de pelos y con baba de perro en la ropa. Lo digo por experiencia propia, una vez en casa de una amiga me pasó  y a ella no se le movía un pelo. El problema casi siempre somos los humanos.

Lo ideal en esos casos, cuando necesitamos dejar el perro en un lugar, es colocar barreras separadoras. Las hay de todo tipo y precio, pero he visto unas que me han gustado mucho. No es necesario atornillarlas a las puertas, ya que se encajan perfectamente. Tienen una puerta que se abre hasta con una sola mano, pero que sin embargo requiere de varios movimientos, por lo que no es probable que un niño pueda abrirlo, situación ideal ya que muchas veces las usamos justamente para eso.

Estas barreras son extensibles, por lo que se puede llegar a una extensión importante. Son ideales para perros pequeños y medianos, pero no los de gran porte.

Las he visto en tiendanimal.es.