Adopción

Rescatan más de cien cachorros destinados al tráfico de animales

Depositphotos_1169572_s

Cada año escuchamos o leemos una noticia similar: el tráfico de mascotas se intensifica conforme se acerca la Navidad. Por desgracia, sigue siendo uno de los regalos estrella de estas fiestas, y no son pocas las tiendas de animales que quieren aprovechar de forma poco lícita de ello.

Según nos informa la edición digital de 20 Minutos, la Guardia Civil ha sido la encargada de rescatar a 146 cachorros de perro y 42 aves que estaban destinadas a tiendas de mascotas para su venta irregular en diversos puntos de Zaragoza y Girona. Los animales procedían del este de Europa y habían sido introducidos en España y Portugal sin pasar los necesarios controles de salud.

La operación en la que se han localizado estos y otros animales se ha denominado Argos, y ha estado involucrado el Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil. En el caso de los perros, no sólo eran futuras mascotas que no habían pasado por las regulaciones sanitarias obligatorias, sino que además muchas de ellas se habían mandado con papeles que falsificaban su pedigrí y su edad (no llegan a los tres meses mínimos para poder venderse). Se trata de una tendencia tristemente habitual en Europa del Este, donde proliferan los criaderos ilegales en pésimas condiciones, pensados únicamente para el envío masivo de animales sin ningún tipo de cuidado ni pudor.

En Navidad hay que pensar otras opciones

Nunca es bueno generalizar, claro está, y es evidente que habrá muchas familias que acojan en estas fiestas a un cachorro o cualquier otra mascota y la conviertan en un miembro más de su hogar. Pero por desgracia sigue existiendo esa idea de que traer un cachorro a casa es el regalo perfecto, mejor que una caja de bombones o unos zapatos… y el ciclo se repite cada año en verano, la época en la que el abandono animal se dispara. Por fácil que pueda parecer el comprar un perro de raza, especialmente cuando se encuentran detrás tramas ilegales como la que comentamos hoy, hay que tener muy en cuenta las obligaciones y sacrificios que trae consigo.