Animales

Roma, ciudad amigable con los perros

Varias veces hemos comentado desde aquí las dificultades que implica viajar con el perro. Desde los problemas y costos de traslados hasta las dificultades en conseguir alojamientos que admitan animales, todo parece ser contratiempos. Y una vez en la ciudad que estamos visitando, si el acceso a los lugares es muy limitado si vamos con nuestra mascota, tampoco tiene mucho sentido llevarla al no poder hacer casi nada con ella.

Hay ciudades que son más o menos amigables para estas situaciones. Hay lugares donde es muy complicado encontrar hotelería que admita perros, o cuando los hay son lugares no tan buenos ni limpios.

Roma es una ciudad muy amigable con los turistas que llevan perros. No es complicado conseguir hotel y no necesariamente tenemos que acudir a un cinco estrellas ni a un lugar de higiene dudosa, ya que la oferta es amplia y para todos los bolsillos.

En la mayoría de los centros comerciales se puede entrar con el perro  y no son pocas las tiendas que también lo permiten. No hay muchos problemas tampoco en encontrar restaurantes y cafés donde podemos sentarnos tranquilos a reponer energías junto a nuestro querido perro.

Sin embargo, a veces siento que es un poco de más y eso que amo los perros. Pero en lo personal, estar en una tienda viendo ropa y topándome con perros de todos los tamaños, no me gusta mucho. Creo que en un punto es un poco irrespetuoso para con los demás. En tal caso sería ideal que hubiera un pequeño lugar donde dejar el perro atado, que fuera seguro y limpio  y que luego de comprar lo retiremos de ahí.

Etiquetas: