Adopción

Ser canguro de un cachorro

Si hay algo que desde aquí siempre apoyamos, es el trabajo de las buenas protectoras de animales. Destaco lo de buenas, porque cada tanto nos llevamos una sorpresa desagradable, pero reconozco que es algo excepcional en España. Hacen un trabajo maravilloso pero siempre necesitan mucha ayuda. El gasto que genera la manutención de tantos animales es enorme. Los cuidados veterinarios, alimentación y limpieza son solo tres de los rubros que cada día se llevan miles de euros.

Hay muchas formas de colaborar. La más simple, aunque en este momento no es simple para nadie, es con dinero. Lo que podamos aportar viene muy bien. Pero hoy os propongo otra forma y es ser canguro de un cachorro.

Una protectora no es para nada el lugar donde debe estar un cachorro. La socialización no es posible hacerla muy bien, en esas condiciones. Hasta los problemas de salud pueden ser más complicados, ya que por más cuidados que se tengan son muchos animales  y los cachorros, aún vacunados, son sensibles a muchas enfermedades.

Varias protectoras tienen esta opción que consiste en dar los cachorros en forma temporal a una familia, hasta que se les pueda conseguir dueño. El mantenimiento del animal va por cuenta de la protectora, por lo que si estamos limitados de dinero no hay problema. Lo que hay que tener es responsabilidad, seriedad y mucho cariño para dar.

Os animo a averiguar en su zona, si podéis ser canguro de un cachorro. La experiencia es  invalorable y es un modo de colaborar con un animalito que de otra forma estaría en un lugar pequeño, siendo uno más de muchos.