Adopción

Ser voluntario en una asociación protectora de animales

homeless dogs behind fance outside, in a shelter

Todos quienes amamos a los animales queremos colaborar de alguna forma con las asociaciones que  se encargan del cuidado de los animales abandonados. Muchos de esos animales llegan ahí porque sus dueños tienen serios problemas económicos o de salud que le impiden hacerse cargo, pero otros casos son directamente víctimas de malos tratos. Sea la causa que sea, estar en un refugio no es lo mejor para esa mascota, pero es lo mejor posible en esa realidad. El punto es colaborar. Una de esas formas de colaboración es el voluntariado.

Buscar la más cerca

Si no sabemos como comenzar, el primer paso es contactarse con la asociación más cercana a nuestro hogar. Podemos hacer la búsqueda en la Web. En algunos casos nos van a informar que tareas necesitan en ese momento de voluntarios  y seguramente vamos a comenzar inmediatamente después de optar por una.

En otros casos tomarán nuestros datos y luego de ver cual es el sitio ideal para nuestra preparación y aptitudes, nos llamarán para trabajar con ellos en ese voluntariado.

Capacitarse primero

Otras asociaciones dan un curso previo a sus voluntarios. Esto es lo ideal en muchos casos, ya que da más seguridad además de  tener bien claro el funcionamiento global del lugar, para desarrollar la tarea en forma más eficiente.

Una forma diferente de ayudar en una especie de voluntariado es ser un hogar temporario o  de acogida para estas mascotas. Tener en casa uno de estos animales por un tiempo, además de ser muy satisfactorio es muy útil.

Un dato final, el 95 % de los voluntarios son mujeres. Os animo a colaborar  y porque no, aumentar el número de varones que bien viene una ayuda.