Salud

Signos funcionales de enfermedad en el gato

Sick cat with a checkered bandage on a head.

Cuando tenemos una mascota es clave cuidar su salud. Hemos visto cuales son los signos físicos de enfermedad en el gato  y ahora veremos los funcionales. La diferencia entre físico y funcional es clara. Lo físico es algo que se detecta anatómicamente, por ejemplo, una hinchazón o una zona de pelo que se ha caído. Lo funcional es un concepto más dinámico. Por ejemplo, falta de apetito (el adelgazamiento consecuente sería físico) o aumento de la sed.

Prestar atención a los síntomas

Y ya que los mencionamos esos dos aspectos son problemáticos. Hay que prestar mucha atención a ambos. Tal vez es más fácil notar que no come, pero como el agua la cambiamos varias veces al día (al menos así es como debe hacerse) no siempre lo vemos con claridad. Los vómitos o los cambios en el ritmo digestivo, tanto en más (diarrea) como en menos (estreñimiento) deben ser motivo de consulta inmediata. Algo poco frecuente pero que puede ocurrir y nos debe llevar a la consulta es la salivación claramente aumentada.

La frecuencia respiratoria normal del gato es de 30 respiraciones por minuto. La frecuencia cardíaca normal va entre las 100 y las 140 pulsaciones por minuto. Por supuesto que hay que tener criterio, ya que durante el ejercicio ambos parámetros  varían mucho.

No dudéis en consultar al veterinario

La temperatura normal va entre los 38,5 grados y los 39 grados. En muchas enfermedades puede tener alta temperatura o al contrario. Claro que medir la temperatura del gato si no sabemos hacerlo, puede llevar a lastimarlo. Se mide con un termómetro en el recto. Mi consejo es que sea el veterinario quien se encargue de hacerlo, o que nos enseñe con claridad.