Animales

Sobre los cuidados del cerdo vietnamita (I)

sobre-los-cuidados-del-cerdo-vietnamita-i

En un post anterior habíamos hablado del cerdo como mascota. Por una cuestión de tamaño, la raza ideal como mascota, es el cerdo vietnamita, ya que es relativamente pequeño. Son animales sumamente inteligentes y cariñosos, a la vez que extremadamente limpios. Como viven muchos años, hay que tener en cuenta ese dato antes de elegirlo como mascota.

La alimentación, tal cual ya vimos, es en base a un balanceado, frutas y verduras. Hay que tener cuidado que el balanceado no sea para engorde, tal cual sucede con la mayoría de las marcas. Son animales extremadamente voraces. Siempre están dispuestos a comer, por lo que hay que tener mucho cuidado porque engordan con facilidad. Al ser muy inteligentes, pueden abrir puertas y hacer todo lo necesario para encontrar alimentos. Se aconseja darles su comida dos veces al día y nada más.

Como premio durante el entrenamiento se suele usar una recompensa de comida. Hay que tomar precauciones con esto, porque tienen un carácter muy testarudo, y si los acostumbramos mucho, insistirán del modo más intenso hasta conseguir que se les dé algo.

Las temperaturas extremas pueden afectarlos mucho. Los cerdos no sudan, lo que es una ventaja ya que no tienen malos olores, pero están más desprotegidos al calor. El pelo no es muy abundante, lo que los sensibiliza al frío.

Necesitan ser desparasitados y vacunados, prácticamente con las mismas vacunas de los perros. Es importante tener un veterinario especialista en animales de granja para que nos asesore en este sentido. Al igual que otras mascotas, los parásitos externos, como insectos y ácaros suelen molestarlos, por lo que hay que prestar atención en ese sentido.