Animales

¿Son sociables los gatos? (II)

Son Sociables Los Gatos Ii

Las marcadas diferencias en los hábitos de vida de los antecesores del perro y el gato doméstico, nos explican de alguna forma, las diferencias de comportamiento de ambas especies, en cuanto a conducta social se refiere, tal como veíamos en un post anterior.

Es fácil reconocer en el gato doméstico actual esa independencia. Convive muy bien con los humanos, pero él marca qué es lo que quiere y lo que necesita. Si bien disfruta el contacto con los humanos, lo hace cuando él quiere, si observas bien verás que es a iniciativa propia. Es el gato quien indica con mayor o menor claridad, cuándo quiere que lo acaricien y cuándo da por terminado ese momento. Digamos que en la convivencia con el grupo social humano muestra tolerancia, pero no ocupa un lugar definido en cuanto a jerarquías se refiere.

Algo interesante es ver como interactúan entre sí los gatos. Normalmente puede ser que tiendan a formar grupos, pero no son firmes, y luego de un rato, cada uno vuelve a su territorio. Obviamente que en períodos de apareamiento esa interacción es mucho más marcada y violenta.

Pero cuando un grupo de gatos es obligado a convivir entre sí, cosa que no parece responder a su naturaleza, se ven conductas bastante curiosas. Un individuo, que no suele ser el más fuerte, es el que domina, y se lo llama gato déspota. Así se comporta. Luego siguen un número de gatos intermedios, que no se diferencian mucho entre ellos. Por último están los parias, son los animales más tímidos, y reciben toda la agresividad de los demás. Solitarios y buscando siempre lugares altos, se los ve temerosos, con las pupilas dilatadas y claramente estresados.

Sin embargo, en estos grupos se ha observado algo bastante llamativo. Se pueden ver conductas de cooperación, sobre todo con las hembras con cría. Puede que otras hembras le traigan comida, e incluso algunos machos también lo hacen.

Como conclusión podríamos decir que si bien el gato disfruta en mayor o menor grado la compañía humana; la falta de dependencia de un grupo para sobrevivir, le hace conservar esa esencia libre y en algún modo, solitaria.

Imagen: flickr.com