Animales

Tardía reacción de WWF España

El escándalo desatado día atrás por el accidente del Rey Juan Carlos durante una cacería de elefantes (perdón, debí decir cobarde cacería) ha servido para mucho. Como ocurre algunas veces, de algo malo sale algo bueno. En este caso, hemos podido ver mejor quien es quien, como y porque. Tal vez lo más trascendente es que nos queda más claro como actúan algunas prestigiosas ONGs, donde la palabra hipocresía es la que tal vez mejor describe la situación.

Muchos días después del accidente del Rey  y luego de que miles y miles de firmas dirigidas a WWF pidiendo que el rey no fuera más presidente de honor de dicha institución, por fin citan a una reunión excepcional  y deciden comenzar el trámite de desvinculación del rey en ese cargo tan de honor. Pues, tarde.

Pero no tarde ahora, tarde hace años, tarde el día que se lo nombró. El rey es una persona que se divierte matando animales indefensos. No lo oculta es su diversión. La sangre y el sufrimiento de otros animales le provocan alegría o quien sabe que tipo de emoción agradable para el. Siendo así, WWF España jamás debió tener un presidente de honor como él.

Por supuesto que no esperábamos que el Rey renunciara ahora, ni mucho menos que no aceptara la presidencia de honor en su momento. Quien se maneja con tal nivel de hipocresía no hace ese tipo de cosas.

Pero lo que nos debe quedar de enseñanza de todo esto, es que hay que elegir muy bien a que instituciones se apoya y a cuales no. Reitero mi personal repudio a WWF España.