Animales

Tashirojima, la isla de los gatos

tashirojima

Parece una isla salida de un cuento, pero nada de eso: es completamente real. En Japón (cómo no), poseen una isla gobernada por los gatos. Como leéis. Si queréis saber algo más de Tashirojima, pasad y os contamos.

Si recordáis, hace algunos días os hablamos en otros de nuestros posts del bobtail japonés, un gato directamente relacionado con la buena suerte. Aunque es un ejemplo paradigmático, lo cierto es que estas mascotas, en general, son reverenciadas como portadoras de la buena fortuna en Japón, sea cual sea su raza. Y una buena muestra de ello la encontramos en la isla de Tashirojima.

Pertenece a la ciudad de Ishinomaki, a su vez situada en la prefectura de Miyagi. Muchos se refieren a ella como “El paraíso de los gatos”, y no es para menos. Sólo cien personas viven en ella, dedicadas por completo al cuidado de los felinos, confiados en que eso le servirá para atraer la buena suerte. Y también, cómo no, por amor a estas mascotas.

Amos y señores

El motivo de que los gatos se “adueñaran” de la isla data de muy lejos, del período Edo en Japón. En aquel tiempo, Tashirojima era un lugar dedicado a la seda, un tipo de comercio que acabó generando superpoblación de los gusanos que la producen. Se llevaron gatos a la isla para que se encargaran de eliminarlos; con el paso del tiempo pasaron a convertirse en mascotas de los pescadores y habitantes de Tashirojima y a aumentar su número en gran medida.

Mucho después, ya entrado el siglo XX, la isla comenzó a sufrir un éxodo de población joven. El último colegio, de hecho, cerró en 1989. La alternativa para quienes se quedaron viviendo allí, casi todos mayores de sesenta años, fue reconvertirse en un centro turístico para amantes de estas mascotas. ¿Quién no querría visitar un auténtico paraíso gatuno? Actualmente, es posible visitar la isla tomando un barco desde Ishinomaki, e incluso quedarse a pernoctar en ella en alguno de los simpáticos hoteles adaptados con temática felina.

  • Juan Negro

    Hace tiempo vi una imagen de esta isla, es una pasada, pero lo malo es que seguramente tienen muchas enfermedades y se pelean, aunque tenían un aspecto estupendo.

    Hay cosas de todo tipo para gatos, hasta he visto feromonas faciales que imitan el olor de los gatos aunque no se yo si funcionará.