Animales

Tela de arañas para ayuda a quemados

Cuando una persona pierde por una quemadura una gran extensión de piel, necesita reponerla en forma más o menos urgente. Las funciones de la piel son muchas y complejas  y sin una gran extensión de la misma, por mejores que sean los cuidados recibidos, no es posible sobrevivir. Sin embargo los transplantes de piel permiten ayudar a estos pacientes. El transplante puede hacerse con donante o con sectores sanos de la piel del propio paciente.

El problema es que no siempre hay suficiente piel sana como para hacer eso, o no se consigue fácilmente de un donante. Por ese motivo se intenta desarrollar sistemas que permitan solucionar un problema tan serio.

La tela de arañas tiene muchas características especiales. Es muy resistente  y por supuesto, elástica. Con tela de arañas se está desarrollando un sistema de generación de piel nueva para los quemados. Básicamente el sistema consiste en el cultivo de células del propio paciente, sobre esta resistente tela de araña, que la forma una malla de sostén para la creación de esa piel. Una vez hecho el transplante, la tela de araña se biodegrada sin dejar huella alguna.

Uno de los problemas que se plantea es lo dificultoso de la recolección del material. Se usa en especial la tela de araña de Nephila. Para resolver esa dificultad se está intentando sintetizar el material en un laboratorio, de modo de tener cantidades suficientes para todos los pacientes.

Este tipo de investigaciones son muy prometedoras y nos muestran que algunas veces solo hace falta imitar la propia naturaleza.

Etiquetas: