Animales

Tener una mascota en China

Tener una mascota en China (I)

Tener una mascota en China es casi una proeza. Cuando leemos la legislación vigente, en una primera mirada, nos resulta como mínimo, chocante. Pero el punto es que hay que comprender el contexto de esa legislación. Porque no es lo mismo un país con una densidad demográfica determinada, que otro.

El problema es que si cada uno pudiera tener las mascotas que quiere tener, la alimentación y cuidados serían sumamente complicados. Pensemos que se trata de un país que hasta hace muy poco tiempo ponía limitaciones muy serias para tener dos hijos. De hecho eran tan serias, que era casi imposible. Eso les trajo otros problemas, pero es un tema aparte.

Por lo tanto hay una normativa vigente que no solo controla el número de animales domésticos, sino que hasta el tamaño de los mismos. En algunos lugares se controla mucho y en otros menos.

La normativa es bastante estricta y en algunos lugares se controla especialmente. Por ejemplo, en muchas ciudades no se puede sacar los perros a la calle. Si bien resulta un poco difícil de entender, con la densidad de población que tienen, si cada uno paseara a uno o más perros simplemente sería intransitable.

Desde hace algunos años se han prohibido algunas razas y solo se permiten perros pequeños. La norma indica que pueden tener hasta 30 cm de largo. En caso de no cumplir el animal puede ser requisado y sacrificado. De hecho hace poco fueron rescatados unos perros que iban a ser sacrificados por ese motivo.

Otro aspecto llamativo es que se exige una licencia para tener un perro. El costo de la misma es de 120 dólares el primer año, cifra para nada menor  y 60 dólares por cada año siguiente.